UNA DROGA MILAGROSA ¿MITO O REALIDAD?

Las estatinas son fármacos ampliamente conocidos y utilizados en la actualidad para reducir los niveles de lípidos, sin embargo últimamente se están descubriendo efectos desconocidos muy interesantes para controlar otras patologías. Se estudiaron en los años 70 como antibiótico sin embargo en los 80 se vio que funcionaban como hipolipemiantes.
Debido a su uso tan extendido en los 90 se descubrieron otros efectos: inmunomoduladores, antineoplásicos, antioxidantes, antiangiogénicos… De hecho son de los pocos medicamentos que han demostrado alargar la longitud de los telómeros, las partes de los cromosomas que afectan el envejecimiento celular. 

Los telómeros son las tapas protectoras en los extremos de los cromosomas que afectan a la rapidez con que las células envejecen. Son combinaciones de ADN y proteínas que protegen los extremos de los cromosomas y ayudan a mantenerse estables, por lo que, a medida que se hacen más cortos y conforme su integridad estructural se debilita, las células envejecen y mueren más rápido. En los últimos años, los telómeros más cortos se han asociado con una amplia gama de enfermedades relacionadas con el envejecimiento, incluyendo muchas formas de cáncer, demencia, accidente cerebrovascular, enfermedad cardiovascular, obesidad, osteoporosis y diabetes.

Centrándonos en el efecto inmunomodulador, las estatinas han demostrado ser útil en patologías cutáneas ocasionadas por un infiltrado inflamatorio linfocitario como es el caso concreto de la alopecia areata. En concreto es la asociación de simvastatina y ezetimibe la que ha conseguido los mejores resultados. 

Se trata de un tratamiento añadido al habitual de la alopecia areata (corticoides tópicos, sistémicos, minoxidil…) y los efectos se aprecian a partir de los 2-3 meses de su uso. Es importante tener en cuenta que se trata de medicamentos y por tando no deben tomarse sin supervisión médica y sin las precauciones necesarias. En general se consideran medicamentos seguros pero se han detectado efectos secundarios de tipo afectación muscular, hepatotoxicidad, nefrotoxicidad, diabetes mellitus, manifestaciones neurológicas periféricas, enfermedad del tejido conectivo y manifestaciones digestivas. 


Comentarios

  1. doctora, después de pasar por quimioterapia, qué me vendría bien para acelerar y fortalecer el pelo? algo via oral o tópica, muchas gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La alopecia postquimioterapia es una alopecia complicada. Es conveniente valorar a cada paciente y hacer un seguimiento para evitar que la alopecia sea definitiva. Habitualmente el cabello se recupera pero en ocasiones la toxicidad de la medicación es tan grande y el paciente muy susceptible que se obtiene una alopecia importante que es difícil recuperar. Se pueden utilizar corticoides tópicos, minoxidil, suplementos orales específicos, NAcetil Cisteína... incluso PRP.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

NUEVA OPCIÓN TERAPÉUTICA PARA LA ALOPECIA ANDROGENÉTICA